miércoles, 28 de septiembre de 2016

Testamento.

Si me preguntaran qué diría en mi último texto antes de morir, diría que aprendas a vivir lento y no corras más de la cuenta.Que por empezar a fumar a los doce años y falsificar documentación para ir de fiesta no crecerás antes, sino que perderás la infancia que luego extrañarás.Que vayas siempre con los pies bien firmes sobre el suelo, pero dejes volar tu imaginación de vez en cuando.Que seas libre y entiendas el amor con libertad, sin aferrarte a nadie, a nada. Que comprendas que como  vos tenes las puertas abiertas para marcharte, los que te rodean también las tienen. No prometas si no tenes intención de cumplir lo que dices, y no confíes en las promesas ajenas, sino en los actos. Jamás juzgues un libro por su portada ni una persona por lo que parece. Sé feliz, sonríe, sonríe mucho, aunque no tengas ganas. No te quedes con ganas de hacer nada, hazlo todo, no lo dejes para mañana, para un futuro incierto, porque lo único que tenes es el presente. En un minuto podrías haber muerto y las cosas que no has hecho quedarán sin hacer eternamente. Diviértete, cuídate, valora a las personas que estén contigo. Di siempre la verdad, aunque duela o no sea lo políticamente correcto. Lee y aprende todo lo que puedas, ya que nunca se sabe demasiado. No temas mostrarte como eres sino más bien teme no ser auténtico,o vivir la vida que otros quieren que vivas.Toma tus propias decisiones y recuerda al tomarlas que quién vivirá el resto de sus días con las consecuencias serás vos y no otro. Nadie morirá por vos, que nadie viva por vos tampoco. No te obsesiones con ahorrar y ahorrar,gasta,el dinero está para eso,pero hazlo con cabeza. Sé amable con las personas que conozcas,no sabes por lo que están pasando. Te aseguro que todos, absolutamente todos los seres humanos, cargamos una mochila a cuestas.No pagues con la misma moneda a aquellos individuos que te dañen, sé mejor que ellos y déjalos correr. Una pelea nunca será la solución, la vida y el tiempo ya se encargarán de poner las cosas en su sitio sin que tengas que ensuciarte las manos.Sé tu propia luz al final del túnel y no dependas de nadie ni de nada. Y, por último, si tenes que llorar, llora, si tenes que reírte a carcajada, reite No hay nada más hermoso en el mundo que ser vos mismo, sin filtros ni adornos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario